Imprimir
Entrevista a Eva Marina López, Directora General de la UP on-line

Eva Marina durante la presentación del proyecto

"Cuando empezamos hace ya cinco años, pensamos que era necesaria una auténtica movilización social para lograr poner a la educación como prioridad número uno en España. Desde Movilización Educativa hemos comenzado con las familias y queremos que a esta corriente se unan las empresas, los ayuntamientos, los medios de comunicación, etc."

Madrid |Junio 2012 |Cortijo Enríquez


Pregunta. En la educación de nuestros hijos, ¿qué parte de responsabilidad tienen los padres y qué parte la escuela?

R. En la educación de los niños todos tenemos responsabilidades, aunque es cierto que los padres tenemos más obligaciones. Cuando hablamos de educación, tendemos un puente hacia el futuro, porque estamos formando a los ciudadanos que tomarán el testigo dentro de 20 años. Por eso es muy importante la colaboración de todas las instancias educativas, no sólo las familias y la escuela, sino también la sociedad en su conjunto. Esta idea toma más importancia en momentos como los de ahora, en que estamos sufriendo una grave crisis  (no solo económica) donde  la educación se encuentra ante unos problemas  muy complicados  y muy vulnerable. En España es necesario un  pacto social que proteja a nuestros hijos y que nos permita lograr todos los recursos necesarios para preparar a los niños para el futuro, un futuro que se nos antoja incierto, complejo, pero también con muchas oportunidades. Ante estos cambios las familias se constituyen como el pilar central ya que solo ellos pueden construir un proyecto educativo que estimule todas las competencias necesarias para que nuestros hijos se conviertan en personas activas, felices, solidarias, con pensamiento crítico, valientes, optimistas y adaptables a los cambios.


P. ¿Están los padres preparados para hacer frente a la educación de sus hijos?

R. Las familias necesitan ayuda al igual que otros grupos sociales. Es difícil enumerar que carencias tienen los padres en general, ya que son un colectivo muy heterogéneo. Pero desde la UP intentamos colaborar con ellos en dos vertientes: la primera es explicándoles cómo va a ser el mundo en el que van a vivir sus hijos y qué recursos son necesarios para que alcancen una vida plena; la segunda, investigar en los avances que se están produciendo en el mundo de la educación y adaptarlos a nuestros programas de formación.


P. Y los hijos, ¿están preparados para una mayor participación de sus padres en su educación?

R. Yo creo que sí, de hecho creo que la demandan. No hay peor situación para un niño que tener padres negligentes o despreocupados. Es cierto que los niños ya no son como los de generaciones anteriores, pero siempre necesitan que sus padres sean su referencia, su guía y sus compañeros de viaje.


P. ¿Debería la escuela implicar más a los padres en los procesos de aprendizaje? En caso afirmativo, ¿cuál sería la mejor forma de hacerlo?

R. La colaboración entre padres y escuela es fundamental, son dos ámbitos destinados a entenderse. Este tema preocupa mucho al equipo de la UP y lo seguimos estudiando y buscando soluciones. Para empezar, consideramos indispensable que las Asociaciaciones de Padres y Madres tengan más peso en la vida escolar. Para ello es necesario que participen más padres, que se asocien, colaboren e involucren en las cuestiones que afectan a sus centros educativos. Por otro lado hay que llegar a un consenso entre padres y profesores sobre distintos aspectos educativos y psicológicos de los niños, por eso nació la Biblioteca UP.


P. ¿Cómo puede ayudar Superpadres a mejorar la educación de los padres y, a la postre, la de los niños?

R. Como muchas personas saben este año hemos firmado un acuerdo de colaboración con Planeta. La decisión fue difícil, pero ahora estamos muy satisfechos porque cumple uno de nuestros objetivos que nos marcamos cuando creamos la Fundación: extender la Universidad de Padres al mayor número de personas para crear una masa social lo suficientemente amplia que pudiera influir en la educación y fuera capaz de generar cambios que mejoren nuestra sociedadl. Nosotros solos no podíamos hacerlo. Esto no quiere decir que la calidad de nuestros programas vaya a ser peor, todo lo contrario, este acuerdo nos permite aplicar nuestros recursos humanos y económicos  a investigar tanto en los avances educativos como tecnológicos para que nuestro programa pedagógico sea cada vez mejor y así poder ayudar más eficazmente a las familias. Creo que la nueva andadura que iniciamos con el proyecto de Superpadres nos va ayudar a lograr estos objetivos.


P: ¿Qué aspectos van a actualizarse en la Fundación Educativa Universidad de Padres online? ¿Qué son los SPA?

R: El acuerdo con Planeta supone que la FUP desarrolla y coordina los Servicios Pedagógicos Asociados. Estos son Herramientas de Comunidad diseñadas para ir construyendo una comunidad de padres comprometidos con la educación. Tanto nuestros tutores como los equipos de contenidos y tecnológico estamos muy ilusionados en el trabajo que podemos realizar. Superpadres nos permite profundizar en el desarrollo e investigación de instrumentos pedagógicos colectivos con el uso de las nuevas tecnologías. Ahora estamos trabajando para que los foros, los blogs, los talleres sean capaces de sumar al mayor número de padres y así poder avanzar juntos.


P. Nuevas metas… Movilización Educativa como movimiento social… ¿Un proyecto con futuro?

R: Es evidente que el nacimiento de Superpadres nos obliga a reflexionar sobre nuestro futuro. No sé si las personas interesadas en nuestro proyecto saben que la Universidad de Padres fue un proyecto de Movilización Educativa. Cuando empezamos hace cinco años, pensamos que era necesaria una auténtica movilización social para lograr poner a la educación en el lugar que le corresponde: la prioridad número 1 de nuestro país. Solo así lograremos hacer frente a los desafíos que nos plantea el futuro. Nosotros hemos empezado con las familias, pero queremos ir más allá. Queremos que a esta corriente se sumen las empresas, los ayuntamientos, los centros educativos, los colectivos profesionales, los medios de comunicación. TODOS. Para ello vamos a relanzar proyectos comoel de Ciudades con Talento, la cultura del Emprendimiento y la corresponsabilidad educativa de las empresas; vamos a investigar sobre la Creatividad, la Innovación educativa y vamos a crear puentes con los centros educativos, con los docentes, que no pueden estar solos en este momento. Para ello tenemos que reestructuranos, organizarnos de nuevo. Por eso este es el último número de Universo UP. No es un adiós, es un hasta luego!!

 A todas las personas que nos han apoyado tanto durante este año sólo quiero decirles que muchas gracias y que pronto sabrán los nuevas aventuras educativas que iniciaremos el próximo año.


 Eva Marina López
Directora General de la UP

Licenciada en Ciencias de la Información, por la Universidad Complutense de Madrid.

Polifacética, con un currículum muy extenso y variado cabe destacar su gran entusiasmo por el mundo del teatro, siendo fundadora y directora de multitud de grupos teatrales.

Como docente, ha trabajado con grupos de adolescentes con un alto índice de fracaso escolar utilizando el arte dramático como herramienta para la mejora de sus expedientes escolares.

Ha sido guionista, directora y editora de varios programas televisivos y radiofónicos.  

Ha colaborado en los libros de "Educación para la Ciudadanía" y "Educación Ético-Cívica" editados por la editorial SM. Y es autora del libro "Educación para la Ciudadanía (Primaria) editado por SM.

En la actualidad es miembro del Patronato de la Fundación Educativa Universidad de Padres, dirige y coordina el equipo de contenidos de Movilización Educativa y de la UP online.